domingo, 6 de mayo de 2018

HUBO UN TIEMPO...



Hubo un tiempo en que, de noche, 
perseguía por el cielo a las estrellas,
intentando me contaran sus secretos...

Pero aquellas se cansaron de mi acoso
y cansadas, le pidieron a las nubes
que cubriera sus figuras con un manto,
y eso hicieron...

Hubo un tiempo en que soñaba con sirenas 
que buscaba y encontraba por las playas,
con su cuerpo sugerente y atractivo
y esa luz de sus pupilas
que me hablaban sin palabras...

Pero un día se acabaron las resacas
de la infancia
y volvieron las galernas de una cruda realidad
y juventud cual torbellino...

Hubo un tiempo en que viví una bella fantasía
con princesas de leyendas
y hasta estuve enamorado de una linda Dulcinea
rescatada del olvido...

Pero pronto los molinos acudieron a mi encuentro
enseñándome al Quijote que llevaba
en su montura un rocín, malencarado,
y con ganas de dormir a pierna suelta...

Hubo un tiempo en que quería ser poeta
y hasta estuve, con mis versos,
ensayando con la luna, unos pasos para un baile
que dejamos aplazado
esperando a las estrellas...

Pero estas se asomaron a los cielos
y dejaron en los mismos unas lágrimas preciosas
que llegaron al cuaderno
y rompieron los acordes de aquel baile
y los versos tan preciosos que asomaban
en sus letras....

Hubo un tiempo en que te amé profundamente
y creí que tú me amabas,
y pensé que ya podía proclamar a todo el mundo
un secreto que guardaba a pesar de la evidencia...

Pero tú me despertaste de ese sueño
y dijiste que seríamos amigos,
que el amor que yo sentía era hermoso y era tierno,
pero a ti no te llegaba
y querías apurar muy bien el tiempo
de la "eterna juventud" en que vivías...

"...Hubo un tiempo, sí, y bien que lo recuerdo...

Pero ya es pasado, simplemente..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/05/18

20 comentarios:

  1. Sí hay tiempos para desencantarnos de todo, pero lo importante es vivir, aunque a veces duela, las experiencias nos hacen ser lo que somos hoy y como bien dices "ya es pasado, simplemente", lo que duele y lo que no todo queda en el pasado, lo único que nos llevamos es la experiencia de haber vivido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo con tu comentario, Paula.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Que bien has definido ese otro tiempo donde la juventud todo lo podía y todo lo hacía pero ya se pasó y ahora es hora del presente aún así siempre es bueno recordar ese tiempo ..muy bello poema .
    Abrazos en el ocaso de este domingo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Campirela.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  3. Siguiendo cada estrofa tenemos un cuento fantástico e imaginativo.Un conjunto de utopías que en un tiempo concreto se creyeron realidad, como en los cuentos de hadas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por verlo así, Fanny.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. El presente es para todo el dado con el as o el seis... Sale lo que el corazón pide y a veces un corazón responsable sabe jugarse su suerte y lleva un dado sin el as y sin el seis porque el guión de la vida es muy fuerte para cambiar el resultado.
    Un poema con muchas reflexiones que se hacen necesarias como un bálsamo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco tus palabras Elisa, siempre tan interesantes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hay mañanas en que una se despierta y tropieza, se para, lee atentamente y dice: ¡Bendita sorpresa!
    He releído tu precioso poema y he sentido que miraba al cielo, que veía las estrellas, que en las noches de luna, se escondían para dejarme hablar con ella, la luna, maravilloso poeta, es mi mejor amiga, mi confidente, sabe tanto de mí, que hasta creo me comprende.
    Al mar no puedo mirarlo, lo dejé tan atrás, que solo me inspira nostalgia, creo que me ha olvidado ya.
    Pero los recuerdos perduran y eso nos hace volver a un pasado que ya no volverá.
    De corazón te digo que me ha encantado.
    Cariños y buen comienzo de semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Kasioles por conseguir que mis versos pudiera hacer aflorar todos esos pequeños detalles que dices. Me alegro de que te haya gustado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Tiempos donde creíamos todo posible, donde la fuerza y los sueños impulsaban.
    Luego viene la cruda realidad y echa pulso.
    Sí, se recuerdan aquellos pasados pero ya nada vuelve a ser como antaño.

    Abrazo, Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Verónica, pero de vez en cuando quizás sea bueno y bonito volver a ver esa parte nuestra, ¿no crees?, (Para aprender y corregir)
      Un abrazo y feliz semana.

      Eliminar
  7. Me ha encantado este poema, y ese enamoramiento de una Dulcinea, ese primer amor que no se olvida. Disfrutemos de este presente que ahora es nuestro.
    Feliz semana Rafael.
    Un beso.

    https://factoriapoeticasilza.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Carmen, hagamos como dices.
      Un beso y feliz semana.

      Eliminar
  8. wwuuaaauu por favor me dejó he vivido en tus versos finales para mi tristes en la vivencia tu poesía llena de belleza que llega si a veces esa magia que deseas y se esconde cuando a la realidad despiertas y la lloras, uuufff tremendo poema amigo un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bea, me alegro de que te gustaran estas letras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Pero pronto los molinos acudieron a mi encuentro
    enseñándome al Quijote que llevaba
    en su montura un rocín, malencarado,
    y con ganas de dormir a pierna suelta...
    Hermoso poema, me encantó, esta estrofa me hiso sonreír, a ver, me reí muchísimo, lo adoré, a mí me encanta reír, siempre trato de ver el lado gracioso de las cosas, un abrazo cálido Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Maricel y sí, es bonito ver ese "lado gracioso de las cosas", como bien dices.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Esa mirada melancólica de a ratos, en esos "hubo un tiempo", en que ese poeta bailaba con los versos para despertar el alma de una joven que reinaba sobre la luna.

    Precioso, simple, y de cuidada peresenica. Me encantó. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alba Dos, me alegro de que te gustaran estas letras.
      Un abrazo y feliz domingo.

      Eliminar