viernes, 11 de mayo de 2018

ALGUNAS VECES...



Algunas veces sentí tu mano
que me rozaba con gran pasión,
y eran los rayos de la ventana
que se estiraban con gran candor,
eran los meses de aquel verano
que, muy deprisa, se nos pasó,
porque nosotros, sin darnos cuenta,
desconectamos nuestro reloj,
y entonces claro, pasaba el tiempo,
también las horas de dos en dos,
hasta que un día vimos el alba
con sus colores y un gran amor
en ese instante se rompió el sueño
y un gran espejo se nos quebró,
los mil reflejos de aquella luna
querían vida, también al sol...

Hubo una nota muy pequeñita
con mucha tinta y papel de arroz
en ella estaban solo dos nombres
el uno el tuyo y el otro yo,
y en otra nota, casi invisible,
alguién con lápiz, color carbón,
puso te quiero mi luna blanca
sigue en el cielo, toma mi flor,
siente los versos que aquí te escribo
no te preocupen su confesión,
ya que nacieron sin darse cuenta
como la llama prende un farol,
así pretendo que te ilumine
y que se encienda tu corazón,
para que sientas cuánto te quiero,
desde esta tierra y de sol a sol...

"...Algunas veces, pensé de niño,
qué grande el mundo, qué lelo soy,
y mientras tanto seguí viviendo,
poquito a poco, sin ton ni son..."

Rafael Sánchez Ortega ©
08/05/18

18 comentarios:

  1. Como una declaración que se desvela al paso del tiempo.

    Precioso, amigo Rafael.

    Mil besitos en la noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ver así mis versos, Auroratris.
      Un abrazo y feliz noche.

      Eliminar
  2. La luna que siempre enamora...
    el día que rompe con su luz las sombras,
    sombras donde amar sin darse cuenta,
    el día que rompe la noche como a un cristal...
    Bello poema.
    Feliz tarde querido amigo.
    Pau

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Pâula.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  3. El mundo es de grande como nosotros lo queramos ver ...y el amor a todos en algún momento lelos nos ha hecho pero bendito estar en ese estado ..
    Y descuida la luna es siempre la mensajera de amores perdidos en la memoria de quien los escribe ..
    Feliz noche ..un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Campirela, también coincido con tus palabras.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  4. La carta es lo que tenias que hacer,escribirla!
    Y creo que no somos tontos,por lo que hicimos o dejamos de hacer,fué asi y así hay que aceptarlo
    A la luz del sol ....y de la vida.
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por entender mis versos Gó.
      Un abrazo en la noche y "besucos"·

      Eliminar
  5. Tus palabras se sienten, son como rayos de luz.

    Preciosos versos, mi querido amigo Rafael.

    Besos enormes y feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por las tuyas en este comentario, María.
      Besos y feliz fin de semana.

      Eliminar
  6. Muy bonito. Ese echar la vista atrás, en un soberbio poema, nada cursi, sino sanamente melancólico

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Albada Dos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Se deja de soñar para vivir, pero el poeta mientras vive, sueña, por eso jamás nada será perdido, como esas cartas que acaban en poemas.

    Abrazo, Rafael.

    ResponderEliminar
  8. ...Y es que cada cual lleva su reloj psicológico y emocional, con el que detiene el tiempo, de vez en cuando, para seguir viviendo su propia historia y sus recuerdos...
    Mi abrazo y mi ánimo, Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, María Jesús, coincido contigo.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar