sábado, 23 de septiembre de 2017

HE CAMINADO SIN RUMBO...



He caminado sin rumbo
y he descubierto senderos,
por las montañas queridas
de tan hermosos recuerdos.

Muchas veces la mirada
se perdía sin remedio,
intentando ver las minas
y si acaso algún minero.

Yo sabía de las unas,
de sus piedras en coteros,
y del hombre que picaba
galerías con barrenos.

Pero ahora, en las montañas,
solo habitan los rebecos,
que se esquilan por las cumbres
y a las fuentes van sedientos.

Los mineros son leyendas
de unas minas por el suelo,
que ya están abandonadas
y a merced de cualquier viento.

Aunque a veces, las personas,
y en concreto montañeros,
van pasando por su lado
con destinos muy concretos.

Unos pasan la Collada
otros marchan a Cerredo,
aunque algunos se detienen
en Horcados con su vuelo.

Y es aquí donde germina
el poema con sus versos,
en la tinta de las venas
que la sangre manda al pecho.

"...Bella estampa en la montaña
que ha surgido en un momento,
porque en ella está la vida
las caricias y los besos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
16/09/17

viernes, 22 de septiembre de 2017

ESPERO CONSEGUIR...



Espero conseguir vencer el sueño
leyendo lo que dicen las estrellas,
sus labios susurrando mil palabras
hablando de sucesos y leyendas.

Seguro que nos hablan de los mares,
de barcas y con olas gigantescas,
de remos en su boga acompasada,
y vientos desgarrando a tantas velas.

Es fácil que nos cuenten de campiñas
pobladas de casonas y de aldeas,
con esa sensación tan agridulce
que dejan los adobes y las puertas.

Farolas que se encienden en la noche,
ventanas y cortinas que se cierran,
silencio en los jardines y las plazas
y un soplo de quietud sobre la acera.
contando, por la noche, a las estrellas,

Espero conseguir que tú me prestes
el verso enamorado del poeta,
la duda y la respuesta, en sus palabras,
y el beso que enviaba entre sus letras.

Seguro que mis labios necesitan
el néctar de tus labios sin promesas,
y puede que se embriaguen los sentidos
quedando sorprendidos por su esencia.

Entonces volveré sobre mis pasos
y al cielo le daré gracias eternas,
no quiero que me roben la hermosura
del verso y de la vida del poema.

Los versos se originan en los sueños
y nacen de sonrisas y tristezas,
a veces se deslizan por romances
y en otros por batallas y con guerras.

"...Espero conseguir llevar a puerto
mi barca antes que llegue la galerna,
y espero que tú estés en ese muelle,
estrella de mirada tan coqueta..."

Rafael Sánchez Ortega ©
08/09/17

jueves, 21 de septiembre de 2017

SE ROMPIERON LOS CRISTALES...



Se rompieron los cristales,
de momentos ya vividos,
recogiendo mil retales
los corazones heridos.

Se cerraron las ventanas
de manera inoportuna,
y pasaron las mañanas
todas ellas una a una.

Del dolor tan lacerado
tomó nota mi pañuelo,
al quedar, también, mojado
por la lluvia, y no del cielo.

Hoy me encuentro prisionero
y no sé si el sacrificio,
por un beso verdadero
es fugaz o vitalicio.

Quizás sea como el viento,
y un fragmento de la brisa,
este ardiente sentimiento
que me robó la sonrisa.

Pero huracán o tormenta,
soportaré duramente,
lo que la vida sedienta
derramará por mi frente.

"...Se rompieron los cristales
y el amor quedó entre ellos,
me quedé con sus retales
que no dejan ni destellos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
07/09/17

miércoles, 20 de septiembre de 2017

EN UNA TARDE EN CALMA...



En una tarde en calma
llovía en la campiña,
y afuera, en los jardines,
las flores se movían.

El viento, con ternura,
dejaba sus caricias,
haciendo que del sueño
brotaran margaritas.

Septiembre y el otoño
traían poesías,
por medio de las hojas
de robles y de encinas.

Los bosques encantados
dejaban melodías,
senderos intrigantes,
leyendas escondidas.

¡Qué música sin nombre!,
¡qué hermosa fantasía!,
sentir aquel instante
y amar así, la vida.

Por eso yo deseo
la magia repetirla,
vivirla intensamente
sintiendo tu sonrisa.

...En medio de la tarde
las nubes se disipan
y llueve dulcemente
con agua menudita.

Te busco y te acaricio,
te beso las mejillas,
y luego, poco a poco,
me meto en tus pupilas.

"...En una tarde en calma
volvió a prender mi risa,
y entonces, sin dudarlo,
sentí que me querías..."

Rafael Sánchez Ortega ©
06/09/17

martes, 19 de septiembre de 2017

SIN DARSE CUENTA...



Sin darse cuenta
sigue sus pasos,
pasos menudos
pero ligeros,
que le conducen
al malecón.

Allí sentada
y el pelo al viento,
muy pensativa,
como frenando,
su corazón.

Tenía sueño,
quizás cansancio,
quería brisa
y aquel nordeste
reparador.

Por eso, entonces,
tiende la mano,
con sus deditos
tan agraciados
buscando al sol.

Encuentra el cielo,
también la lluvia,
la paz sincera
y un beso dulce
que recibió.

Sin darse cuenta
vuelve la vista,
mira hacia el suelo
donde en un banco
cabemos dos.

Con un suspiro,
se rompe el tiempo,
paran los días,
también las horas
del fiel reloj.

Surgen sonrisas
con tiernos besos,
es un poema
muy convincente,
revelador.

Porque en su boca
brota el encanto,
mientras los ojos
dejan caricias
que robo yo.

Rafael Sánchez Ortega ©
05/09/17

lunes, 18 de septiembre de 2017

RECUERDO UNA VIEJA HISTORIA...



Recuerdo una vieja historia
que de niño me ofrecieron,
unos labios maternales
sonrientes y sinceros.

En un bosque variopinto
convivían unos ciervos,
paseando entre los robles
y las hayas del momento.

Eran nobles y tranquilos
y cruzaban los senderos
muy pendientes de los niños
que vivían cerca de ellos.

Ocurrió que una mañana
se acercaron unos cuervos,
que buscaban la carroña
de alimañas y de muertos.

Nuestros ciervos se asustaron
y corrieron como elfos
a buscar en la cabaña,
de los niños, su aposento.

Surgió el pánico, sin duda,
y extendió su garra el miedo,
hasta el ciervo bonancible
donde el blanco se hizo negro.

Una dama prodigiosa,
de los niños hada y reino,
a los cuervos espantaba
con garrote y palo tieso:

Dejad libres nuestros bosques
y a los ciervos como dueños,
ya que así lo han decidido
nuestros niños con su dedo.

Y soltando mil graznidos
se marcharon a otro entierro,
unos cuervos, malsonantes,
con vestido opaco y negro.

"...Recuerdo una vieja historia
escuchada en un invierno,
de unos labios bonancibles,
musitando junto al fuego..."

Rafael Sánchez Ortega ©
04/09/17

domingo, 17 de septiembre de 2017

HAS VIAJADO POR EL MUNDO...



Has viajado por el mundo
soportando mil tormentas,
y lo hiciste por el día
y de noche sin linternas.

Perseguías a los sueños
y también a las quimeras,
escapados de las hojas
en cuadernos con leyendas.

¡Qué ternura y fantasía
ha quedado tan dispersa
por el tiempo y el pasado
de una infancia que se aleja!

Sin embargo, en el presente,
siguen vivas las estrellas,
y relucen en la noche
para niños y poetas.

Es por eso que ahora viajas
en los versos y las letras,
persiguiendo, en el otoño,
la pasada primavera.

Es posible que con saña
recuperes bien la esencia,
el aroma inigualable
de los años que se vuelan.

Porque regresas cansado
de caminar y sin fuerzas,
sin importarte el destino,
ni argumentos que convenzan.

Regresarás a la vida
descansado y muy alerta,
con el nordeste en la barca
y en tu pecho irán las velas.

"...Has viajado por el mundo
y te has vuelto sin maletas,
con los sueños en el alma
de aquel niño y su princesa..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/09/17