miércoles, 7 de junio de 2017

PASÉ...



Pasé junto a tu lado, en un instante,
volviste en un segundo la cabeza,
vi un halo de ilusión, quizás tristeza,
saliendo con rubor de tu semblante.

Fue un dulce resplandor, tan deslumbrante,
que el mismo me privó de tu belleza,
la nota de ternura y de pureza
quedó, de esa manera, vacilante.

Me fui sin preguntarte qué pasaba,
y así me consumía en la tortura
tratando de indagar qué te faltaba.

Pensaba, sin pensar, en mi locura,
y el loco corazón, que a ti te amaba,
perdía, sin querer, la compostura.

Rafael Sánchez Ortega ©
02/06/17

10 comentarios:

  1. Un corazón loco de amor es una isla repleta rn la que la ausencia la llena la luz de su presencia.

    Un abraz☆ de luz a tu luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras y por ese abrazo de luz, Athenea.
      Un abrazo y feliz jueves.

      Eliminar
  2. Y es que, a veces, el corazón, pierde la razón volviéndose loco por amor.

    Un placer leerte, amigo Rafael.

    Besos en la noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto María, así sucede muchas veces.
      Un abrazo y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  3. El amor nos deja esa sensación de locura que desearíamos repetir. Para enamorar tus letras Rafael.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras María del Rosario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Por favor que bello gracias !!! por encontrarte esta noche hermoso Soneto amigo un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Bea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Un soneto endecasílabo con una lírica hermosa, con lo que me gustan, felicidades poeta

    ResponderEliminar