lunes, 8 de mayo de 2017

TE VI EN UNA TARDE...


Te vi en una tarde,
cansada y tranquila,
tumbada en la arena
trenzando una risa.

Se nota el cansancio,
los años encima,
también las faenas
de días y días.

Ya cantan las olas,
renace la brisa,
los remos redundan
la boga sencilla.

Hay manos morenas,
un tanto curtidas,
que empuñan los remos
y bogan y cían.

Recuerdo, de entonces,
tu amura y tu quilla,
también la figura
airosa y muy fina.

Tenías un algo,
-no sé qué decían-,
que si eras coqueta
y un tanto bonita.

Yo ahora te veo
maltrecha y vencida,
posando en el fango
las viejas astillas.

Maderas de roble
las tablas altivas,
hoy guardan tus sueños
las hadas dormidas.

"...Te vi en una tarde
mi vieja barquilla,
sin remos, sin velas,
del hombre escondida..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/05/17

18 comentarios:

  1. Los finales siempre se llevan mal mi querido Rafael.
    Un abrazo.
    Luego después de nuevo amanece el día., y assí sucesivamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Tecla, es cierto lo que dices.
      Gracias por tus palabras y un abrazo en la noche.

      Eliminar
  2. Tristes versos en primavera ...siempre bellos.
    Te deseo un feliz día
    abrazos

    ResponderEliminar
  3. Como hechizan las barcas, mira que me gustan, como los faros de la playa... precioso poema Rafael.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Carmen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Una preciosa idea, esta de dedicarle un poema a una frágil barca. ¡Cómo se nota que eres de tierra marinera!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Fanny, así es. Gracias por tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. uufff me tocó el alma versos entrañables hermosos, un abrazote desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  6. Bello poema, por esa barca que trae otro aire a tus letras.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Brisa del mar, María del Rosario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Que bonitos versos para la barquilla encallada en la arena. Es triste y hermoso a la vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Elisa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Has feminizado a la barquilla de una manera tan delicada y hermosa, que seguro se siente pletórica.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por verla así, Marinel.
      Un beso.

      Eliminar