sábado, 11 de febrero de 2017

NO EXISTE...


No existe el corazón enamorado
que pueda mendigar por el desierto,
en esa superficie descarnada
de piedras, arenales y silencio.

Si acaso sus latidos se aceleran
es fácil que la vida vaya en ellos,
pequeños saltimbanquis ignorados,
autores de suspiros y de sueños.

Pero ese corazón que lejos busca
no puede permitirse estar sediento,
precisa de la fuente de la vida
que calme los ardores de su pecho.

Entonces volverá por otras sendas,
cañadas, praderías y senderos,
tratando de encontrar la fiel mirada
aquella del poema y de los versos.

En un atardecer, no importa cuando,
el sol se despedía en el invierno,
temblaba el corazón, al ver la escena,
ocaso singular, aunque pequeño.

Un hombre despertaba en plena noche,
por culpa del amor y los deseos,
sonaba la galerna en la distancia
y un labio suplicaba con un rezo.

Eterna paradoja la del niño,
tratando de observar, estando ciego,
¡bendita la inocencia de esa infancia,
bendito el corazón que mira al cielo!

Por eso el corazón enamorado
es blanco de la flecha del arquero,
y, entonces, malherido, se levanta
y deja en la cuartilla su lamento.

"...No existe el corazón enamorado
que se haya resistido a tu tormento,
al hombre le conquistas con tu gracia,
lunita de los niños y los cuentos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
11/02/17

14 comentarios:

  1. Hay personas que solo por ellas mismas ya seducen.
    Son unos versos con una musicalidad impresionante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por apreciar así mis versos Tecla.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  2. Un corazón enamorado es un loco suelto y encantado de estarlo.
    Muy tierno tu poema, amigo Rafael.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
  3. Labio que invoca la plegaria en cada cuento y hace del desencuentro su maestro.

    Siempre bellas y sabias palabras Rafael.

    Mi abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Athenea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. El corazón siempre debe ser alimentado.

    Un beso en la noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, María, así debe de ser.
      Un beso en la tarde.

      Eliminar
  5. La luna es conquistadora infatigable...
    Bonito y tierno,Rafael.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. wwaauu que belleza sinceramente es lo que yo llamo magistral Poema profundo si siempre el corazón estará en esa búsqueda y su ocaso será permanente pero habrá primavera y llegaran las cañadas, que bello Rafael , un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te gusten estos versos Bea.
      Un abrazo desde el cantábrico.

      Eliminar
  7. Un corazón enamorado siempre tendrá al niño interior, que le ayude a soñar en la noche y a elevar sus sueños al cielo, amigo.
    Mi abrazo y mi cariño.

    ResponderEliminar